Reflexiones sobre el primer día de clase de español.

Sobre qué materiales utilizar y las técnicas para reducir el estrés del alumno he tomado como base el trabajo realizado por Gonzalo Abio y Ana Margarita Barandela, profesores de español en Brasil, y su artículo titulado Reflexiones sobre el primer día de clase de español.

Los autores proponen el uso de una música potenciadora del español, preferentemente conocida por la mayoría de los alumnos y en un volumen de moderado a bajo para que:”ayude a aliviar las tensiones iniciales y aquel incómodo silencio previo”

Casi siempre utilizo una adaptación personal de la actividad de la estrella en el primer día de clase. Con una pelota de tenis en la mano me presento:” Hola, soy Raúl” y la lanzo a alguno de los estudiantes, casi siempre a aquel que se muestra más ansioso por participar (siempre hay algún estudiante de este tipo).

Seguramente no sepa conjugar el verbo ser, puede que no sepa qué significa hola pero lo que si sabe es que Raúl es un nombre propio y que no es el suyo.  El alumno desde el primer minuto de clase aprende una metodología que voy a utilizar durante todo el curso, tendrá que ser él mismo quien infiera la regla y quien descubra cómo se forma el lenguaje.

Su primer impulso, ya que es el más fácil, será reproducir todo lo que diga el profesor: “Hola, soy… “(Añadiendo su nombre) premio el acierto y gestualizo para que lance la pelota a otro alumno, quien ya ha tenido la oportunidad de entender la dinámica de la actividad. Una vez que todos los estudiantes han participado, compruebo si alguno sabe qué pregunta utilizamos en español para conocer el nombre, si nadie lo sabe hago la presentación y vuelvo a utilizar la pelota y al mismo estudiante, en esta ocasión preguntaré: “Hola ¿Cómo te llamas?” y el estudiante volverá a poner en práctica la respuesta que ya conoce:” Hola, soy…..” volveré a premiar y a gestualizar para que lance la pelota a otro alumno y le pregunte por su nombre.

Repetiremos esta dinámica con todas las preguntas que queramos presentar en esta primera sesión: nombre, apellidos, edad, domicilio, nacionalidad….etc.

Con esta tipología de actividad el alumno se encuentra directamente expuesto al resto de la clase y contradice lo escrito en el trabajo de Gonzalo Abio y Ana Margarita Barandela quienes prefieren utilizar este tipo de actividades del primer día en pequeños grupos para que de una forma sencilla se transforme un “mal momento en algo agradable o divertido” y para ello proponen dos actividades sencillas: “a) Pedir a los alumnos que se organicen en una  rueda, ordenándose según la letra de inicio de su apellido. Para lo cual deberán  preguntar en español cómo se llaman los demás o, (b) que los alumnos confeccionen fichas en papel donde escribirán, con letra grande, su nombre y otros breves datos personales, para después pasearse y presentarse entre ellos, estando el profesor incluido en el grupo”

La decisión final la tiene el profesor y vendrá tomada por muchos factores que son difíciles de evaluar aquí por su extraordinaria complejidad.

Mi experiencia personal con la adaptación de la estrella es muy buena, por este motivo siempre la utilizo, porque me permite crear un tono lúdico y didáctico desde los primeros minutos del curso ayudando a rebajar la tensión y a que los alumnos se conozcan entre ellos de una forma divertida.

¿Y vosotros? ¿Qué actividades utilizáis en la primera clase de un curso?

Advertisements

4 thoughts on “Reflexiones sobre el primer día de clase de español.

  1. Creo que al final las propuestas que mencionas no son acciones totalmente opuestas, son apenas variantes. Me parece que la diferencia está más en el grado del desvío del foco de atención de todos hacia un alumno en específico a todos trabajando al mismo tiempo y por lo tanto eso pudiera propiciar una desinhibición mayor al no tener que pensar en los posibles errores iniciales.
    Me parece que lo más importante es el tono lúdico que se le imprime a la actividad, y el ´poder sacarlos de la silla, porque cualquier actividad de esas, hecha mecánicamente con un profesor serio y autoritario, creo que no tendría el mismo efecto. 🙂
    Gracias por compartir tus impresiones y por habernos mencionado.

    Like

  2. Otro detalle a considerar es que en nuestro caso, que trabajamos con alumnos hablantes de una lengua muy próxima al español, podemos con la tecnica que proponemos, forzar un poco, para que ellos ya se puedan fijar en las diferencias en la forma de nuestra lengua con la suya, con esas preguntas un poquito más complejas. Creo que lo más importante es el tono lúdico y las pautas que de forma informal se van estableciendo ya desde ese primer momento. Creo que la técnica que mencionas se aplica muy bien con otro tipo de alumnos o con clases multilingües. Yo también he usado todas esas técnicas (ovillos, pelotas) y en nuestro caso particular nos quedamos con esta por las razones mencionadas.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s