La interacción comunicativa en la clase de ELE

En este breve análisis me propongo analizar cuáles son los aspectos fundamentales de la interacción comunicativa en el aula de ELE, cuáles son sus ventajas frente al discurso pedagógico y si en algún caso está justificado el “enfoque ecléctico” adoptando conjuntamente ambos procedimientos pedagógicos.

Hasta la llegada del enfoque comunicativo la producción de los aprendientes respondía a unos criterios excesivamente rígidos sin apenas elementos de cohesión y en todo caso, muy alejados de una interacción comunicativa real. Frente a este panorama, la conversación como interacción auténtica reacciona proponiendo un modelo completamente diferente con tareas mucho más intuitivas y espontáneas.

Veamos a continuación algunos ejemplos reales de interacción conversacional auténtica: [1]

En [A] el alumno se enfrenta con un intercambio de información desconocida y  reacciona ¿Cada persona una fotocopia? espontáneamente de una forma lógica utilizando un registro adecuado a la situación comunicativa. Igualmente se produce una “negociación del sentido” al pedir una aclaración por parte de la profesora sobre el número de fotocopias a repartir por alumno.

El ejemplo [B] es otra muestra de conversación como interacción auténtica puesto que todos los intervinientes en la misma “entienden el lenguaje como una herramienta para obtener algo” VÁZQUEZ GRACIELA (2000) en este caso, hacer una ensalada.

Cada interviniente reacciona ante lo dicho por los otros participantes [7] [8], hay abundancia de pausas y vacilaciones [9] [12], el proceso de la conversación mantiene un flujo entre el acuerdo y desacuerdo [4] [6] [9] [13],  y todos los intervinientes participan por turnos de manera espontánea.

Ejemplo real de interacción mediatizada por el discurso pedagógico [1]

El profesor monopoliza la interacción impidiendo a los estudiantes que reaccionen de manera creativa. En una comunicación real los interlocutores intervienen libremente o no dependiendo de mucho factores, por ejemplo: interés en el tema de la conversación; aquí en cambio, los estudiantes no disponen de esa facultad y es el profesor quien decide por ellos al dirigibles las preguntas y al esperar de ellos una respuesta predecible [3] [5] [7].  No existe en esta interacción otra finalidad que no sea la práctica lingüística.

Existe un amplio consenso en considerar la interacción comunicativa como el método más adecuado para que los estudiantes puedan enfrentarse con suficientes garantías a las situaciones comunicativas reales que se producen en el día a día. La mayor ventaja de este enfoque con respecto al discurso pedagógico es precisamente dotar a la enseñanza de ELE de un contexto y un propósito.

Afortunadamente hemos entendido que dominar un idioma no consiste en aprender el funcionamiento de su sistema lingüístico y todas sus posibles combinaciones, sino que se basa en la interacción y participación con el resto de usuarios, entendiendo que la función más importante de la lengua es la comunicación.

Debido a que el discurso pedagógico responde a unos principios contrarios a los de la enseñanza comunicativa no considero que sea posible combinar ambos a través de un “enfoque ecléctico”; ambas concepciones parten de dos enfoques diferentes e incompatibles de la lengua: repetición contra improvisación.

Por último, señalar que existen dos supuestos en los que será muy difícil aplicar el enfoque comunicativo en nuestras clases, el primero de ellos es el choque cultural que supondría para algunos estudiantes, provenientes de culturas en las que el profesor es considerado un transmisor de la verdad científica y el estudiante un agente pasivo del aprendizaje que se limita exclusivamente a la memorización y repetición de las ideas presentadas.

Otro factor por el que renunciar a la gramática comunicativa es el llamado “efecto rebote” ( en inglés:”washback effect”) Situación que se produce cuando la evaluación que se realiza al finalizar el curso se basa en métodos estructuralistas; por ejemplo: que los alumnos tengan que aprobar un examen oficial.

Evidentemente los estudiantes pedirán practicar en clase ese tipo de ejercicios y nuestra labor como profesor será facilitárselos para ayudarles a conseguir el objetivo por el cual empezaron el curso, esto es: aprobar el examen.

Bibliografía

[1] VÁZQUEZ, Graciela (2000). La destreza oral: conversar, exponer, argumentar. Madrid: Edelsa.

Advertisements

One thought on “La interacción comunicativa en la clase de ELE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s