Cómo integrar las destrezas lingüísticas en una clase de nivel principiante

En el siguiente artículo pretendo hacer una aproximación al tema de la integración de destrezas en la clase de ELE; prestando especial atención a los motivos por los cuales se considera importante – bajo los principios del enfoque comunicativo – crear las condiciones necesarias para que éstas se combinen entre sí, las características que definen las diferentes posturas – en relación a la forma de integrarlas- para finalmente, analizar qué beneficios pueden provocar en el estudiante elegir una y no otra.

El Instituto Cervantes a través del diccionario de términos clave de ELE entiende por integración de destrezas lingüísticas:” la combinación en la clase de LE de dos o más destrezas lingüísticas, engarzadas a semejanza de lo que ocurre en la vida real.” [1]  A las consideradas destrezas clásicas, a saber: comprensión auditiva, comprensión lectora, expresión escrita y expresión oral; el Marco común europeo de referencia reconoce otras dos más: las destrezas comunicativas y las de mediación. Otros autores en cambio, entienden por integración de destrezas:” la  conexión entre las cuatro vías que exteriorizan la competencia de una lengua, las cuatro modalidades en que ésta se manifiesta: hablar, escuchar, leer y escribir” CHAMORRO GUERRERO (1996) [2]

Definido el concepto de integración de destrezas, resulta conveniente exponer los motivos por los cuales se considera necesaria su aplicación en el aula de idiomas. Partimos de la idea de que dominar un idioma no consiste en aprender el funcionamiento de su sistema lingüístico, sino en la destreza del usuario en interactuar y participar con el resto de hablantes de dicho sistema, entendiendo que la función más importante de la lengua es la comunicación y siendo tarea del profesor crear las condiciones necesarias para que esta pueda producirse en el aula.

Por tanto, si pretendemos “reflejar” en clase el uso de la lengua tal y como se produce en la vida cotidiana, nuestras actividades deberán “reflejar” o “imitar” los complicados procesos de integración e interacción con los que se comunican los hablantes nativos de un idioma; sin olvidar, que la clase es un espacio de enseñanza formal.

Será tarea del profesor y de los autores de materiales diseñar actividades con un fin o propósito, es decir, que los estudiantes “hagan algo” con el idioma, que lo utilicen con un fin claro, tal y como lo harían en su L1, por ejemplo: responder al teléfono, reservar una mesa en un hotel….

Existen dos posturas definidas en relación a la forma en la cual integrar las destrezas: por una parte, aquellos que defienden no forzar la producción (expresión escrita y expresión oral) y aquellos que sostienen que la integración de las destrezas debe incluirse en niveles principiantes. Es conveniente aclarar que ambas posturas coinciden en los aspectos positivos de integrar las destrezas, en cambio, difieren en relación al momento adecuado para hacerlo.

Los seguidores de la primera postura, defienden el  “natural approach”, al entender que los estudiantes producirán mensajes en la lengua meta una vez que se sientan listos para hacerlo y tras haber superado lo que Krashen llamó el “periodo silencioso”. Para apoyar esta teoría, sus partidarios abogan por imitar en la enseñanza de la L2 la misma secuenciación que se utiliza en la enseñanza de la L1. En una primera fase, los aprendices desarrollan sus destrezas receptivas para posteriormente, y de manera “espontanea”, pasar  a aquellas consideradas productivas: expresión escrita y expresión oral.

En contra, los defensores de la integración de destrezas a partir de los niveles iniciales de aprendizaje, consideran que dicha integración debe producirse de manera simétrica potenciando la comunicación de los estudiantes a partir de aquellos elementos de los que dispongan en ese momento. De esta forma, añaden, se aumentara la confianza entre los aprendientes y se estimulará la idea de que con el lenguaje, igual que en la vida real cotidiana, se “hacen cosas”.

Personalmente soy partidario de la integración de destrezas incluso en niveles iniciales, al entender que el uso de la lengua es fundamentalmente un uso interactivo y que en la vida real, es habitual que varias destrezas se combinen entre si.  Aquellos que se inicien en el estudio del español y que desde las primeras lecciones comiencen a experimentar simultáneamente las dificultades “reales” de hablar, escuchar, leer y escribir en español, estarán mucho mas preparados para la comunicación con los hablantes nativos de aquel idioma.

Como conclusión diré que, aceptar la supremacía del enfoque comunicativo, supone asumir las consecuencias de dicha concepción del lenguaje y, entre ellas, está la de aplicar la integración de destrezas incluso desde los niveles mas básicos.

¿Sois partidarios de integrar las destrezas lingüísticas incluso en niveles principiantes?

Notas

[1] Centro Virtual Cervantes. Diccionario de términos clave de ELE Disponible en http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele/ (Fecha de consulta 28-11-2012)

[2] CHAMORRO GUERRERO, Mª Dolores (1996). “La integración de destrezas en los niveles iniciales”. En Neus Sans y Lourdes Miquel (coords.), Didáctica del español como lengua extranjera, vol. 3. Colección Expolingua. Madrid: Fundación Actilibre, páginas 33-73.

Advertisements

One thought on “Cómo integrar las destrezas lingüísticas en una clase de nivel principiante

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s