Conferencia. El futuro de la educación: de la pizarra al MOOC

El pasado sábado 20 de junio tuve la oportunidad de participar en los talleres para profesores de secundaria invitado por la consejería de educación de la Embajada de España en el Reino Unido. Las jornadas tuvieron lugar en el Instituto Vicente Cañada Blanch en Londres.

A continuación podréis leer las notas que utilicé durante la conferencia plenaria titulada: El futuro de la educación: de la pizarra al MOOC. Durante la charla mencione brevemente otros temas no mencionados en estas notas: aprendizaje ubicuo, realidad aumentada, cambio de papeles del profesor y alumno, gamificación…

Reiterar a los organizadores mi agradecimiento por la invitación y mi más sincera enhorabuena por la calidad de los talleres.

Conferencia: El futuro de la Educación: de la pizarra al MOOC

Lo que pretendo con esta charla es profundizar sobre ciertos razonamientos en los que llevo trabajando desde el 2013 fecha en la que finalicé mis estudios de Lingüística Aplicada y empecé a investigar sobre las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías aplicadas a entornos educativos.

Lo que quiero sobre todo es que reflexionemos conjuntamente en qué punto nos encontramos en relación con la educación; qué está ocurriendo; qué tipo de consecuencias está provocando un entorno cambiante como es el mundo en el 2015; es evidente que la educación está en una fase de cambio pero no sabemos muy bien hacia qué modelo nos dirigimos.

Eso es de lo que trata la charla de hoy; estamos en un proceso; en una fase inicial; construyendo diariamente cómo será la educación del mañana; nadie tiene soluciones mágicas pero sí podemos entrever tendencias y posibilidades…para ello es necesario tener una actitud receptiva….nos encontramos en un proceso que nos llevará muy lejos y que no tiene marcha atrás.

De pequeño siempre quise ser carpintero; siempre me atrajo la idea de poder construir con mis propias manos muebles, dar forma y utilidad a la materia prima; en este caso la madera. El problema es que en mi ciudad natal no había ninguna escuela para formarse como carpintero y mucho menos un maestro que estuviera dispuesto a enseñarme la profesión.

Lo más cercano que encontré fue esto… por aquel entonces IKEA Alcorcón acaba de abrir sus puertas, una de las primeras tiendas en España y no me costó conseguir un empleo a tiempo parcial mientras lo compaginaba con mis estudios universitarios.

De mi experiencia (casi 4 años) recuerdo muchos cosas; una de ellas era nuestro producto estrella: la librería Billy.

Prestad mucha atención a lo que os voy a decir porque es muy importante.

Podéis tomar apuntes, pero lo más importante es que me escuches a mí porque aquí yo soy el especialista en muebles de IKEA….en dos semanas os voy a hacer un examen, va a ser un examen escrito sobre cómo montar este mueble, en el manual está todo perfectamente explicado; y os voy a evaluar; la mala noticia es que no todos vais a aprobar; solo aquellos de vosotros que consigáis una buena nota seréis los privilegiados porque en el futuro; cuando IKEA abra una tienda en vuestra ciudad, y necesitéis una libreria y más concretamente el modelo Billy….vais a saber cómo montarla…..no me lo agradezcáis ahora…..hacerlo en el futuro

Parece disparatado ¿verdad?

Pues es exactamente así como funciona nuestro sistema educativo hoy en día.

A nadie se le ocurre querer montar un mueble sin tener las piezas; estudiar primero el manual de memoria para hacer una prueba escrita sobre una actividad que es práctica porque quizá en algún momento de nuestra vida voy a tener acceso a las piezas y voy a tener necesidad de saber cómo montarlas….disparatado ¿verdad? Igual que nuestro sistema educativo. (Gonzalo Frasca 2012)

Nos encontramos en un entorno cambiante, extraordinariamente disruptivo; sin lugar a dudas en uno de los momentos más importantes de la humanidad; mucho más trascendente que la propia Revolución Industrial.

La velocidad con la que transcurren las cosas se ha incrementado hasta niveles propios a la histeria. El mundo se mueve extraordinariamente rápido y resulta muy difícil estar preparado.

La Revolución Industrial cambió la sociedad en la que vivíamos, nuestro modelo productivo, afecto a todas las industrias, redefinió la economía, cambió las relaciones laborales y los modelos de negocio. Los críticos (feroces) en un inicio la ridiculizaron (como en toda etapa inicial de un gran cambio) intentando reducirla a la industria textil.

Miremos al pasado para intentar comprender la evolución de la educación.

Hacer fuego, cazar, sembrar, recolectar; nuestros antepasados aprendían unos de otros; a través del contacto y la repetición.

Hasta la invención de la escritura ( la primera gran revolución) los textos vehiculaban el conocimiento; sin embargo el acceso al saber era limitadísimo.

Nacen las primeras escuelas; en ellas un profesor (monopolio del saber) transmitía unos conocimientos a unos alumnos que los aprendían.

Con la llegada de la Revolución Industrial; comienza a regularse la educación con el objetivo de formar a los trabajadores que estarían a cargo de las máquinas. El trabajo era una tarea rutinaria y monótona; y la escuela – por ende – se basaba en repetir conceptos en base a un aprendizaje estandarizado y lineal. Este es el modelo que ha perdura hasta el 2015.

Las escuelas tal y como las conocemos hoy en día están obsoletas; no las necesitamos más. Los trabajos de hoy – e incluso aquellos del futuro – no requieren todos los conocimientos que hoy enseñamos en clase. En el pasado fueron necesarios, hoy ya no lo son.

Ya no sirven porque el mundo ha cambiado; cómo vivimos, de qué manera nos comunicamos o empleamos nuestro tiempo libre.

La escuela fue diseñada para un mundo con información escasa y limitada; el mundo ha evolucionado pero la escuela ha quedado anclada en el pasado. De sociedad industrial hemos pasado a una sociedad de servicios y de información. Mientras que la sociedad ha ganado en complejidad la institución educativa todavía sigue siendo reacia a la inclusión de las TIC manteniendo una estructura anquilosada en siglos pasados y una actitud refractaria hacia la innovación.

¿En que se basaba la educación en el pasado? Memorizar conceptos. El acceso a los conocimientos era algo muy difícil. La transmisión del conocimiento que se lleva a cabo en la mayoría de los colegios sigue una sentido unidireccional; desde el profesor a los estudiantes.

Sin embargo, la posesión de la información hoy en día carece absolutamente de valor; en tanto toda esa información está disponible – en gran parte – de manera completamente gratuita en Internet.

El papel fue la mejor forma de transmitir el conocimiento en el siglo pasado, pero en el 2015, lo es la pantalla y el teclado del ordenador. Inicialmente la idea del libro era empaquetar el conocimiento en un instrumento físico para que fuera accesible; esto tenía sentido en un entorno en el cual conocimiento (pequeño y limitado)  debía ser aprendido y memorizado. Por tanto en un entorno de conocimiento escaso un repositorio físico como el libro tenía mucho sentido.

Hoy en día en una sociedad hiperconectada, donde el conocimiento fluye no tiene sentido recordar datos no fechas, sino más bien educar a los alumnos a cómo seleccionar y filtrar esa información. Hay “manosearla” citando a Enrique Dans, manejarla, utilizarla para a partir de ella construir.

La tecnología ha provocado una reversión en el flujo del conocimiento.

El problema del acceso a la información terminó; ahora hay que saber cómo administrarla y enseñar a los alumnos habilidades  de investigación, filtrado, aprender a calificarla y a valorarla…

NEUROEDUCACIÓN

En la actualidad, hay estudios que nos indican cómo aprende el cerebro; y cómo la emoción y la sorpresa están relacionadas con la activación de una amígdala del sistema límbico que se activa ante los hechos que considera importantes consolidándolos como recuerdos más duraderos.

Aprendemos haciendo; aprendemos cuando nos emocionamos. Solo el 10% del conocimiento lo obtenemos mediante procesos formales de aprendizaje; un 20% se obtiene de la observación y un 70% del trabajo e interacción.

Según Don Menn 2006 Summit of the Federation of American Scientist: recordamos el 10% de lo que leemos, 20% de lo que escuchamos, 30% de lo que escuchamos con apoyo visual, 50% de observación práctica y un 90% si el estudiante hace el trabajo por él mismo incluso si es una simulación.

“Tell me, and I will forget. Show me, and I will remember, Involve me, and I will learn”

El aula debe ser un espacio donde tenga cabida la intuición de igual manera que lo tiene la razón.  Debemos despertar los poderes creativos de nuestros estudiantes, estimulando la imaginación y la curiosidad: auténtica “gasolina para el cerebro humano” Ken Robinson.

La enseñanza es una actividad profundamente creativa; los malos profesores suministran información; los grandes profesores son aquellos que orientan, estimulan, provocan y hacen despertar la creatividad de los alumnos.

Según Ken Robinson. Si no hay aprendizaje no hay educación; podemos debatir sobre la educación, en vez de aprendizaje; el puno principal de la educación es que haya aprendizaje; y el rol del maestro es precisamente facilitar dicho aprendizaje.

No se trata de crear aprendizaje; se trata de no poner obstáculos; de permitir que se llevo a cabo.

LEARNING ANALYTICS / BIG DATA

Entendemos por learning analytics Análisis de los datos que generan los alumnos en entornos digitales con el objetivo de mejorar sus procesos de aprendizaje.

Proceso de captura, almacenamiento y procesamiento de datos relativos a cada alumno. Siempre nos habíamos centrado en evaluar los resultados de la formación olvidándonos de medir el propio proceso de aprendizaje.

Al final de lo que se trata es de modificar contenidos y métodos pedagógicos de acuerdo a las necesidades del usuario. Al recopilar la información; podemos saber las debilidades y fortalezas de nuestros alumnos y con ellas elaborar un plan de estudios personalizado a sus circunstancias específicas.

En conclusión, el uso del BIG DATA en entornos educativos es una forma de permanecer adaptado al mundo donde la información que el estudiante recibe en la escuela es marginal comparada con la información que recibe a través de redes sociales, Internet, aplicaciones…

DATO: El 90% de la información en el mundo ha sido creada en los últimos 5 años. Un mito asociado al BIG DATA en educación es que más información necesariamente llevará consigo más trabajo para profesores cuando en realidad lo que provocará será un proceso más ágil a la hora de evaluar y una experiencia de enseñanza mucho más eficaz y personalizada.

CLASE INVERTIDA

En pleno 2015 las encuestas revelan que entre el 70% y el 90% de del tiempo de la clase se destina a la mera transferencia de información, en mayor medida a modo de conferencia. El físico de Harvard Eric Mazar define las conferencias como “una forma de transferir las notas del profesor a los cuadernos de los estudiantes, sin pasar por el cerebro de ninguno de los dos”

Características: aprendizaje activo; profesor y alumno interactúan para la resolución de casos prácticos en grupo a través de un aprendizaje de tipo experimental o basado en proyectos.

¿Por qué seguir anclado en un modelo de la Edad Media?

Fundamentalmente debido a la resistencia de las escuelas, de los profesores y también de los alumnos. Debemos humanizar las clases; tener a un grupo de 20 niños en una clase prohibiéndoles hablar, interactuar, descubrir y solo escuchando es una actividad profundamente deshumanizante.

La clase invertida parte de la concepción de que el alumno puede obtener la información en un tiempo y lugar donde no es necesaria la presencia física del profesor. Pretende incrementar el compromiso y la implicación del alumno a la vez que se le da un tratamiento mucho más especializado.

Lo que la clase invertida pretende es trasladar los procesos de aprendizaje más pasivos fuera del aula para hacer que el tiempo que dura la clase sea un tiempo mucho más interactivo motivando la participación de los alumnos, su compromiso…

Los beneficios de aplicar la clase invertida son variados: No todos los estudiantes aprenden igual o a la misma velocidad; trasladar este proceso fuera del aula reducirá la ansiedad y el miedo al rechazo del grupo; aparte de facilitar una retroalimentación al instante. Objetivo: invertir el flujo clásico del aula.

CONCLUSIONES

No sabemos cómo va a ser el futuro pero sí sabemos cómo no va a ser; los niños no van a necesitar las mismas herramientas que necesitaron nuestros padres.

Hay que poner los derechos de los niños por delante de intereses políticos, de profesores, padres, ciudadanos…..

La educación debe estar conectada con la vida real y no permanecer en un universo paralelo.

La educación debe preparar a los alumnos para el nuevo entorno/escenario en el que van a vivir.

El progreso es imposible de detener y la mejor manera de predecir el futuro es invertarlo. La tecnología siempre gana, puedes retrasar su llegada con interferencias pero siempre encuentra un hueco por el cual expandirse.

La difusión de una tecnología en la sociedad divide a las personas en función de su velocidad en asumirlas.

Dejemos de pedir a los alumnos que aprendan un manual de instrucciones de memoria; demos las piezas y los instrumentos para que sean ellos mismos quienes construyan los muebles del futuro.

Gracias por vuestra atención

¿Qué pueden aportar la inclusión de las tabletas en un aula?

Meter tabletas en un aula no sirve de nada si vamos a utilizarlas de igual manera que usamos la tiza y la pizarra. Aprenden las personas no las aplicaciones ni las tabletas; igual que más papel no significaba más conocimiento; más tecnología no significa más aprendizaje.

Las tabletas son un instrumento más y no un fin en si mismo. Hay alrededor de unas 800.000 apps educativas para la enseñanza de idiomas. Una app sin la intervención docente no sirve de mucho; las aplicaciones son instrumentos y no fines en si mismos.

¿Estás a favor o en contra del uso del móvil en clase?

Ya no navegamos en red sino que vivimos en un mundo interconectado. Prohibir el uso del móvil y las RRSS anula la interactividad de una nueva generación de nativos digitales con un instinto natural en compartir.

¿Qué papel juega la evaluación en este nuevo escenario?

Como estamos pidiendo a los alumnos que desarrollen un trabajo distinto al de plasmar contenidos memorizados; hay que utilizar descriptores como el de: participación, trabajo en equipo, contribución en las dinámicas del aula…

La evaluación debe pasar a convertirse en un elemento más de la planificación y no el eje principal sobre el cual gravitan los contenidos de un curso.

Con relación a la evaluación, hay evidencias por parte de la neurociencia que Reptilian brain = cerebro reptílico o límbico primitivo; situado en el centro de nuestro cerebro bloquea/apaga el resto, bloquea la parte prefontral del cortex (es decir la parte con la cual aprendemos) cuando detecta una amenaza. El castigo y los exámenes con considerados como una amenaza.

Programa talleres Secundaria 2015 (1)

Gamificación del aula y dimensión lúdica de la enseñanza

Gamificación del aula y dimensión lúdica de la enseñanza.docx

CERTIFICADO DE ASISTENCIA

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s