Argumentos para estar a favor o en contra de los MOOCs

Con motivo del aniversario de la publicación de mi primer libro El futuro de la Educación: De la Pizarra al MOOC, he decidido publicar algunos de los materiales que acumulé durante los más de 12 meses que duró la investigación: parte importante de ese trabajo de campo consistió en entrevistar a docentes y profesionales del sector para conocer su opinión en relación a alguno de los temas tratados en el estudio.

Las opiniones aquí expuestas podrán ayudar a otros investigadores y/o a docentes interesados en conocer un poco más sobre el futuro de la educación y de qué manera los cursos masivos abiertos y en línea pueden ayudar a mejorar el sistema educativo.

Reiterar mi sincero agradecimiento a todas las personas que sin conocerme y de forma totalmente desinteresada decidieron emplear parte de su tiempo en ayudarme con mi investigación: Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca, Elena Martín Monje (UNED), Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto, Ing. Ignacio Puig Moreno, graduado Instituto Tecnológico de Buenos Aires en Ingeniería Industrial, socio fundador de Acámica, Luis Moreno Izquierdo, Secretario Académico UniMOOC, Instituto de Economía Internacional, Universidad de Alicante.

1 – Con la reciente popularización de los cursos masivos en línea: ¿Nos dirigimos hacia un nuevo modelo educativo?

Elena Martín Monje (UNED) Desde luego que nos dirigimos hacia un nuevo modelo educativo, los MOOC suponen la democratización de la enseñanza universitaria. Gracias a plataformas como Udacity, EdX o en España MiriadaX y UNED-COMA resultan accesibles contenidos y cursos hasta ahora restringidos a aquellos alumnos que pagaban las tasas universitarias.

Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca No; para considerar que surge un nuevo modelo educativo serían necesarios cambios más sustanciales que los derivados de las estructuras de enseñanza-aprendizaje de los MOOC. Del mismo modo, el hecho de que los MOOC sean cada vez más empleados por instituciones es algo que puede ir en detrimento de sus ideales de educación abierta, libre, gratuita y no adscrita a un diseño curricular formal

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto. No creo que los MOOC hayan modificado sustancialmente el modelo educativo. Al menos en los tres en los que he participado el modelo no era diferente ni innovador: un ponente ofrecía unas clases magistrales (vídeos) y proponía unas actividades. La única diferencia era el alcance: miles de alumnos.

Ing. Ignacio Puig Moreno, graduado Instituto Tecnológico de Buenos Aires en Ingeniería Industrial, socio fundador de Acámica. El modelo aún sigue siendo el mismo: el que cita Ken Robinson en su conocidisima charla TED

El modelo sigue siendo el mismo, lo que cambia es el alcance de la educación: poder llegar a cada rincón del planeta ofreciendo MUY buena educación de parte de los mejores profesores. No digo LA mejor educación porque hoy por hoy aún la recibe quien tiene la posibilidad de interactuar con ese “mejor” profesor.

Y tampoco es la mejor educación porque es necesario cambiar el modelo industrial que nos enseña sólo conocimientos, hacia una educación del siglo XXI que nos enseña habilidades como creatividad, flexibilidad, trabajo en equipo, liderazgo, sumado a los conocimientos (que encima deben actualizarse). Los MOOCs son entonces más posibilidades, una nueva y mejor herramienta educativa, pero no un nuevo modelo.

Luis Moreno Izquierdo, Secretario Académico UniMOOC, Instituto de Economía Internacional, Universidad de Alicante En mi opinión, nos dirigimos hacia una nueva alternativa educativa, que viene a complementar a la tradicional forma de entender la educación. No podemos hablar de sustitución entre un modelo y otro, pero sin duda la complementariedad entre ambos definirá el conocimiento en la era digital, dando paso a una etapa caracterizada por el lifelong learning.

2 –  ¿Es comparable la “revolución” en la educación con la de otros sectores: fotografía, prensa, comercio…?

Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca En la medida en que la mayoría de los sectores apenas han trasladado viejas costumbres a un espacio digital sin que se aporte una reflexión ni mejoría sustancial para el usuario o consumidor, sí. En relación a los sectores que mejor han aprovechado los nuevos mecanismos de negocio e industria, la educación está todavía en fases muy tempranas y poco claras a la hora de representar ventajas sustanciales para docentes y alumnos.

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto. Me resulta difícil comparar el sector educativo con otros sectores que apenas conozco. Además, al menos de momento, no creo que los MOOC hayan tenido el impacto en la educación “tradicional” (presencial) que, por ejemplo, los diarios online tuvieron en su momento en la prensa. Intuyo que la gran influencia de los MOOC puede darse en la formación continua de los profesionales.

 

Ing. Ignacio Puig Moreno, graduado Instituto Tecnológico de Buenos Aires en Ingeniería Industrial, socio fundador de Acámica Basado en la pregunta anterior, creo que aún no. No está cambiando radicalmente la industria como lo es/fue en los ejemplos de la pregunta. Sin embargo, es el primer paso. Habrá que ver en unos años (unos pocos, 3 años como mucho) donde estará la educación+tecnología en ese momento. Yo creo que podrá ser comparable y aún mas significativa por la injerencia que la educación tiene. Similar a lo que ocurrirá con la salud (otro tema..).

Luis Moreno Izquierdo, Secretario Académico UniMOOC, Instituto de Economía Internacional, Universidad de Alicante  Está claro que en todos los sectores está ocurriendo una adecuación a la sociedad digital, por lo que en cierta parte sí podríamos considerar comparable. La educación también ha entendido que los alumnos están cambiando su forma de comportarse. La era digital ha supuesto nuevas posibilidades, inquietudes y formas de comunicarse, y las universidades no podían estar lejos de este fenómeno.

3 – ¿Sustituirán los MOOCs a los actuales cursos presenciales?

Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca  No; a medio plazo (y posiblemente a largo también) los modelos estructurados y piramidales de educación tradicional seguirán siendo demandados por empleadores y, por tanto, los que busquen empleo seguirán necesitando la legitimación formal de sus destrezas mediante titulaciones estandarizadas.

Además, no debe confundirse la enseñanza a distancia -lo que incluye cursos en línea- con los MOOC, pues el papel de profesor y discentes es radicalmente diferente en un curso en línea ofertado por una institución dentro de sus planes curriculares y en un MOOC.

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto. Me cuesta creerlo, al menos a medio plazo. Creo que ambos formatos de curso convivirán durante mucho tiempo. Por otro lado, la característica “masiva” de los MOOC tiene muchos aspectos positivos pero también tiene un lado oscuro: un alumno con pocas estrategias de autonomía se puede perder fácilmente.

Ing. Ignacio Puig Moreno, graduado Instituto Tecnológico de Buenos Aires en Ingeniería Industrial, socio fundador de Acámica No lo creo. Los presenciales seguirán existiendo, para las minorías, como pasa hoy en día. Los MOOCs complementarán esta educación para estos privilegiados, y al mismo tiempo le darán una posibilidad a aquellos que no la tenían o les costaba demasiado.

Si abrirá la posibilidad de las tutorias en vivo pero a distancia: las personas nos acostumbraremos mucho más a tener un tutor por un tiempo determinado a través de nuestra computadora, celular o tablet, a la vez que realizamos el curso MOOC o como se llame.

Luis Moreno Izquierdo, Secretario Académico UniMOOC, Instituto de Economía Internacional, Universidad de Alicante. Difícil respuesta. Para empezar debemos ser conscientes de que el conocimiento que ofrecen los MOOC sí puede sustituir a muchos cursos presenciales. De hecho, en algunos MOOC se ha conseguido sintetizar lo esencial de cursos cuatrimestrales o anuales con una calidad óptima.

Otra cosa es que los alumnos quieran perderse la experiencia universitaria, o que los gobiernos decidan por apostar definitivamente por esta tendencia y otorgar títulos similares. Sin embargo, en situaciones en la que los alumnos no pueden asistir a clase por falta de medios, sin duda, los MOOC podrán convertirse en excelentes sustitutos. El conocimiento está contrastado.

Pero el efecto más importante de los MOOC es que personas en países en desarrollo sin posibilidad de adquirir una educación superior puedan aprender con los mismos materiales y profesores que, por ejemplo, en Stanford o Harvard. En este caso no se trata de sustitución, sino de crear nuevas oportunidades, y es aquí donde los MOOC están adelantando sin paliativos a la educación tradicional

4 – ¿Qué diferencias aprecia (en el caso de que existan) entre la interacción alumno-alumno y alumno-profesor de los cursos presenciales y los MOOCs?

Elena Martín Monje (UNED)  En un MOOC la interacción profesor-alumno se reduce al mínimo. Toman importancia los roles de “curador”, que resuelve cuestiones relacionadas con el contenido del curso y “facilitador”, que dinamiza los foros y se dedica a resolver dudas técnicas.

Es por ello que se convierte en una estructura más horizontal, en la que toma fuerza la interacción alumno-alumno. Este cambio es tan nuevo para los alumnos que aún deben acostumbrarse a esta nueva metodología.

Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca Los MOOC tienden a delegar plenamente en el P2P, es decir, el proceso educativo entre iguales. Esto es lógico si tenemos en cuenta el elevado volumen de estudiantes que pueden participar en cada curso, ya que no es posible que un profesor se haga cargo de las tareas docentes de la misma manera que se llevarían a cabo en un curso tradicional.

En este caso, el profesor (y los alumnos) deben asumir sus roles: administrador del sistema y diseñador de mecanismos de aprendizaje por un lado, y personas plenamente responsables de su propio proceso de aprendizaje, por el otro.

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto. En los MOOCs se incrementa la interacción alumno-alumno, sobre todo porque hay más alumnos y porque se necesitan unos a otros. Al difuminarse la figura del profesor (porque no puede atender a todos los alumnos), los alumnos dependen más unos de otros para superar las dificultades del curso. La interacción alumno-profesor, al menos en mi experiencia, no es muy diferente.

Ing. Ignacio Puig Moreno, graduado Instituto Tecnológico de Buenos Aires en Ingeniería Industrial, socio fundador de Acámica  Evidentemente la interacción alumno profesor en un curso presencial es fluida y sin interrupciones ni distracciones. Depende del alumno y el profesor, pero puede darse sin problemas y más naturalemente. En el caso online, la gran cantidad de alumnos imposibilita que el profesor pueda tener contacto con todos los alumnos, por lo que la interacción alumno-alumno en el formato online gana preponderancia: el alumno se convierte en profesor tambien, no tiene otra opción que recurrir a sus compañeros para evacuar dudas, colaborar, etc.

En este aspecto creo que desde el punto de vista educativo es mejor entonces la educación de los MOOCs ya que obligan a los alumnos a relacionarse no sólo socialmente u obligados por alguna tarea del curso, sino para ayudarse entre ellos. Esta interacción colaborativa suele ser un poco más compleja en la educación presencial, donde se da más la interacción social.

Luis Moreno Izquierdo, Secretario Académico UniMOOC, Instituto de Economía Internacional, Universidad de Alicante. Las diferencias son abismales, y siempre favorables a la educación tradicional. El contacto entre personas es siempre más cálido y más efectivo que usando el correo electrónico o los mensajes en foros. Debemos entender que en un MOOC puede haber 100.000 alumnos, y es imposible para un profesor atender las peticiones de todos.

Por este motivo, en diferentes plataformas, como Coursera o UniMOOC, se apuesta por hacer cada cierto tiempo quedadas o eventos en directo para que los alumnos y profesores puedan interactuar.

Además, las redes sociales permiten el encuentro entre personas por sus intereses o necesidades, por lo que quizá no hablemos de relaciones de amistad, pero sí quizá desde un punto de vista profesional. En este sentido estamos trabajando en UniMOOC, con el fin de que emprendedores de muy diversos ámbitos puedan colaborar y sacar sus proyectos de forma conjunta.

5 – El proceso actual de implantación del Espacio Europeo de Educación Superior comporta impulsar un cambio metodológico: ¿Son los MOOCs el medio ideal para desarrollar una metodología de tipo socioconstructivista?

Elena Martín Monje (UNED) No son el único medio, ni principal, pero como he dicho se convierten en un útil complemento.

Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca  Ni en mayor ni en menor medida que la enseñanza tradicional.

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto. No creo que de por sí sean el medio ideal. Los veo como un medio más en el que, dependiendo cómo se plantee el curso, se puede o no desarrollar una metodología de tipo socioconstructivista. Un espacio presencial no me parece un medio menos óptimo para ello.

Luis Moreno Izquierdo, Secretario Académico UniMOOC, Instituto de Economía Internacional, Universidad de Alicante  Sin duda. En los cursos masivos el comportamiento de los alumnos y su forma de comunicarse deben ser muy bien entendidos y tenidos en cuenta. Y no solo se trata de socio-constructivismo, sino también de conectivismo. La tecnología permite en la actualidad que las clases se desarrollen en directo, con la aportación de los propios estudiantes, y que sus sugerencias sirvan para seguir mejorando en cada clase. 

En este sentido, ya surgen iniciativas que potencian herramientas para el trabajo colaborativo como la base del aprendizaje, y la evaluación entre pares, de forma que entre todos los alumnos construyen el contenido de los cursos

6 – El curso de Inteligencia Artificial impartido por Sebastian Thrun y Peter Norvig de la Universidad de Standford reunió a más de 160.000 estudiantes: ¿Sería factible desarrollar un MOOC de enseñanza del ELE con la misma cantidad de alumnos?

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto.  Lo veo complicado y tampoco tengo muy claro que fuera un avance en la enseñanza de ELE. Tratando de observarlo desde un punto de vista positivo, me planteo qué podría tener de positivo para el alumno participar en un curso de estas características.

El aspecto más positivo que observo es que pueda encontrar millares de compañeros de conversación con los que practicar la lengua que aprende. Pero al mismo tiempo le veo un problema: ¿quién les ayuda a avanzar en su aprendizaje y a corregir sus errores? Con la ayuda del profesor tan diluida por el número de estudiantes, lo veo complicado. Por otro lado, me cuesta ver de qué forma ese MOOC va a ser innovador.

Quiero decir: ver los vídeos de un profesor de ELE explicando temáticas de la clase de ELE no me parece un gran avance. En cualquier caso, respondiendo a la pregunta principal que se plantea, creo que se podría llevar a cabo dicho curso, aunque tendría sus complicaciones prácticas (quizás mayores que en otros cursos).

7 – De ser así :¿Cuáles serían los principales problemas que deberían afrontar los diseñares del curso? 

Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca  El problema principal es la diferencia en las L1 de los estudiantes ya que esto implica diseñar un curso ELE genérico, pero es una cuestión que se daría en realidad con independencia del volumen de estudiantes.

El segundo gran problema radica en la supervisión de tareas abiertas y las correcciones P2P representan también un problema por el volumen de estudiantes, ya que en enseñanza de lenguas no se puede confiar, simplemente, en superar actividades tipo test (ejercicos cloze, etc.). En este sentido, exige más supervisión docente que otros MOOC donde la delegación en el automatismo del sistema puede ser prácticamente completo.

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto. El primero evitar que el curso se convierta en una sucesión de vídeos tipo clase magistral. También tendrían que pensar bien cómo favorecer la interacción entre los participantes para que practiquen la lengua. Y al mismo tiempo, pensar cómo monitorizar esas intervenciones para favorecer el progreso en el aprendizaje.

8- ¿Cree que existen diferencias significativas entre un MOOC dedicado a la enseñanza del ELE y uno dirigido a la enseñanza de otras disciplinas? 

Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca  Sí, las mismas que entre cualquier curso de una disciplina cualquiera y un curso de lengua extranjera.

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto. Creo que existen diferencias entre el aprendizaje de lenguas y el aprendizaje de otras disciplinas que influyen a la hora de pensar cómo tendría que diseñarse un MOOC. La diferencia no es del MOOC sino de la disciplina. El aprendizaje de lenguas, como disciplina práctica, implica que el MOOC deba cuidar especialmente las interacciones

9- ¿Qué problemas presenta la evaluación de los participantes en un MOOC dedicado a la enseñanza del ELE? 

Dr. Daniel Escandell Montiel, Universidad de Salamanca  Los mismos que en los demás MOOC: la escasa fiabilidad del sistema de evaluación no presencial y la falta de contacto con los alumnos.

En la enseñanza de segundas lenguas es imprescindible escuchar al alumno y hablar con él para evaluar convenientemente las destrezas orales (expresión y comprensión); el volumen de estudiantes y la pobre integración de herramientas audio-orales en la mayoría de plataformas de MOOC siguen siendo asignaturas pendientes en este modelo educativo.

Guillermo. Profesor de ELE. CIDE-Centro Internacional de Español. Universidad de Deusto. La competencia gramatical se podría evaluar con relativa facilidad usando tests de corrección automática. Sin embargo, si la evaluación se queda simplemente en este aspecto será muy pobre. Fuera de ella quedarían la interacción oral o escrita y la pura expresión escrita. Todas ellas se podrían practicar con relativa facilidad, pero el problema está en cómo el profesor lo evalúa con tal número de participantes.

En los MOOCs de otras disciplinas se suele usar la corrección entre iguales. No se me ocurre qué otra forma se podría utilizar, pero le veo muchas dificultades a la hora de aplicarla con éxito en la enseñanza de ELE en un MOOC.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s